Make your own free website on Tripod.com

  EL LADO FEMENINO

  Reseña personal del WebMaster

 

Luego de la experiencia musical con el místico proyecto Un mundo separado por el mismo dios, Nacho Cano retorna al pop en sus siguientes entregas en solitario. La primera de ellas es El lado femenino, álbum lanzado en España en 1996. Nacho mantiene en este álbum la idea de discos temáticos o conceptuales que ya había iniciado en el anterior. Esta vez, la idea que reúne las piezas contenidas en El lado femenino es la de mostrar las inquietudes, impresiones, sensaciones, emociones propias del punto de vista femenino... concebidas, como manifestó el músico, como si brotaran desde la cabeza y el alma de una mujer.

 
                                                                                                                

 

Para expresar tal concepto, Nacho se vale de varias voces femeninas –entre las que destaca la de Mercedes Ferrer- para interpretar sus canciones.

 

El primer tema promocionado fue “Vivimos siempre juntos”, éxito inmediato que ocupó primeros lugares de radiodifusión y prácticamente se convirtió en el “himno” de la temporada; es, hoy por hoy, la más importante canción (en cuanto a repercusión) en el repertorio de la carrera en solitario de Nacho Cano. El vídeo es protagonizado por María Moreno, modelo que también es figura central en las fotografías del álbum, y que mantuvo una relación afectiva con el músico.

 
    

Luego se presentó, como segundo single, “La trampa del corazón” –apoyado por remezclas-, que aunque no logró la impresionante proyección del anterior, mantuvo al álbum en importantes lugares de venta. Siguieron como singles la pegadiza canción “La suerte que viene y va” (apoyada por vídeo) y la romántica “La fuente del amor”.

 

Ante el éxito generado en España, El lado femenino se lanza en Latinoamérica en 1997, y Nacho realiza diversas visitas promocionales. También en estos países el álbum logra una importante repercusión. Este mismo año se edita una versión para el público francés (Côté femme) y otra para los públicos inglés y japonés (The feminine side).

 
 


                                                                                                           

 

En ambos casos, se promociona “Vivimos siempre juntos” en sus respectivas adaptaciones (“Amour sans fin” y “Together forever”) y son muy bien recibidas en dichos mercados.

 

Durante el verano de 1997, y como cierre de promoción del álbum, Nacho Cano emprende por varias ciudades españolas su Tour ’97, presentando con gran éxito de taquilla El lado femenino en directo. También aparta un par de fechas para presentarse en el Auditorio Nacional de Ciudad de México. En estas presentaciones Nacho no sólo interpreta los temas de su primer álbum pop en solitario, sino que además repasa los temas más representativos de Un mundo separado por el mismo dios y algunos de sus grandes éxitos con Mecano, para cerrar con “Wanna Be”, una peculiar parodia satírica de las Spice Girls.

 
   

 

 

DAVID PUIGMARTÍ

drpr@eresmas.com